ESE SOY YO ….

Tengo debilidad por los aeropuertos. Es un hecho. Y no me refiero a que siempre que voy me enamoro de una azafata. Esta vez no. Esta vez fue la rubita que atendía el SAC del Taxi (por dios que mona!!! :*) Pero no es el tema de esta entrada….

Mi debilidad viene declinada de que en los aeropuertos es uno de los sitios donde más sentimientos sinceros se ven. Esa sonrisa al ver a un ser querido que viene de lejos, esos abrazos (o la falta de ellos) es algo que no puede pasar desapercibido a alguien super-empático como yo: Un gran momentazo que nunca dejo escapar, desde la discrección.

Mucha gente supongo que a veces, ve alguien con un buen número de años piensa «así seré yo». Lo que la mayoría de gente pensará al ver al famoso/a de turno insultantemente joven para su edad (de forma artificial en la mayoría de los casos), esbelto, elegante, y por supuesto, con mucho dinero y éxito. Ojalá la vida no os ponga los pies en tierra.

Un señor mayorcete, entradito en kilos, vestido con esas americanas verdes a cuadros de señor mayor, está militarmente plantado a mi lado en la sala 10 de «llegadas», con una percha bastante digna y erguida para alguien de su edad, a pesar de la ropa más bien del montón. Me es imposible no fijarme en que lleva un gigantesco ramo de rosas, que hace juego con su tamaña sonrisa. Levanta la vista para comprobar que su espera acabará pronto, y su sonrisa se agranda aún más. Se saca un peinecillo del bolsillo, y se peina su escasa y blanca cabellera y lo vuelve a guardar, esperando, supongo, al amor de su vida.

ESE Y NO OTRO, SERÉ YO ….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Paste your AdWords Remarketing code here